FANDOM


El Museo de la Mansión Aldridge es la ubicación del primer fantasma en la película de 2016.

Historia Editar

La Mansión Aldridge fue construida en el siglo XIX, y fue una de las elegantes casas que existían en ese período.

En la mañana del 25 de octubre 1894, Sir Aldridge se despertó furioso porque su desayuno no lo estaba esperando como lo era de costumbre. Él llamó a sus siervos pero ninguno le respondió. Al recorrer la casa con la interrogante de qué había sucedido, descubrió que todos ellos habían sido apuñalados mientras dormía por su hija mayor, Gertrude Aldridge. Para evitar la humillación pública de la familia en próximas generaciones, la encerró en el sótano en lugar de llamar a las autoridades policiacas. Ella vivió en el sótano hasta su muerte. Años más tarde, un nuevo propietario de la mansión descubrió sus restos. En última instancia, el propietario no regresó a abrir la puerta más nunca después de escuchar sonidos extraños provenientes del sótano de la mansión.

Garrett, el guía del museo, había acabado de dar por concluido un recorrido y estaba preparándose para marcharse, cuando de pronto escucha un repentino ruido que provenía del sótano. Asustado y perturbado, Garrett corrió hacia la puerta de la entrada pretendiendo escapar, pero de forma repentina y misteriosa la perilla de la puerta se tornó caliente. Corrió hacia la sala e intentó lanzar una silla en dirección a una ventana para poder así escapar, pero esta vez la silla fue detenida por una extraña fuerza maligna. Desesperado, Garett continuó corriendo sin saber hacia dónde dirigirse y terminó varado en el sótano de la mansión. Cuando se encontraba investigando los alrededores del espacio, observó que el suelo y las paredes del sótano comenzaron a gotear una especie de pegote verde. Perplejo, intentó huir del sótano corriendo en dirección hacia las escaleras, pero éstas se derrumbaron y terminó sujetándose en un borde temiendo por su vida. Fue entonces cuando Gertrude, el espíritu de la Mansión Aldridge, apareció del lodo en el suelo y Garrett, aterrado, gritó.

Erin, Abby y Jillian se presentaron en el museo e inspeccionaron el lugar. Luego de un pequeño rato conversando, Erin se percató de que la puerta del sótano había sido abierta. Un momento después, Gertrude aparece en frente de ellas. Erin intentó comunicarse con el espectro, pero la fantasma vomitó ectoplasma sobre ella.

Habitantes Editar

Empleados Editar

Referencias Editar